domingo, 23 de agosto de 2015

Himno a Blasco Ibáñez




Existe una antigua grabación titulada HIMNO A BLASCO IBAÑEZ.
Probablemente pocos la conocen ya que el disco fue grabado durante la Segunda República  Española (14 de abril de 1931 - 1 de abril de 1939) y después,  parece que se perdió en el olvido. 
Es un disco de pizarra de 78 rpm, publicado por Odeon entre julio de 1931 y final de diciembre de 1932, según la recopilación de la discográfica.

Para aquel entonces, habían pasado más de tres años de la muerte de Vicente Blasco Ibáñez y seguramente la imponente figura del escritor valenciano estaba todavía muy presente en la memoria de “su gente”, republicanos o no.
Blasco Ibáñez murió el 28 de enero 1928 en su casa de Menton (Francia) y sus restos llegaron a Valencia el 29 de octubre de 1933 por mar, en el Acorazado Jaime I, como probablemente el lo había deseado.

29 de octubre de 1933. El Acorazado “Jaime I” entrando en el puerto de Valencia
En su última visita oficial a Valencia, en 1921, así lo había expresado:
Quiero descansar en el más modesto cementerio valenciano. Junto al Mare Nostrum que llenó de ideal mi espíritu, quiero que mi cuerpo se confunda con esta tierra de Valencia que es el amor de todos mis amores.

Vicente Blasco Ibáñez en el acto oficial,  recibido en el Ayuntamiento, Mayo 1921

V. Blasco Ibáñez durante su viaje alrededor del mundo, 1924
También, decía : He vivido fuera de Valencia, pero sintiendo siempre su nostalgia, recordándola siempre; y cuando yo viajaba por lejanas tierras cubiertas de nieve; por otras en que florece el naranjo o eleva la palmera el verde surtidor de sus palmas, pensaba yo con angustia que si moría allí me enterrarían en aquella tierra lejana.
Si me enterrasen en país lejano moriría para siempre, pensaba, y yo quiero que me traigan aquí, junto al Mediterráneo, y así no moriría nunca.

En sus últimos años de vida, en exilio voluntario a raíz de la dictadura de Primo de Rivera, Blasco Ibáñez había dejado dispuesto a su viuda y a sus hijos que, mientras la bandera de la República no volviera a ondear en España, sus restos no debían salir de Francia. Después de la instauración de la Segunda República, se iniciaron los trámites para traerlo a Valencia y el 29 de octubre de 1933, cuando el buque Jaime I arribo en el puerto, acudieron algo más de 500.000 personas para rendir homenaje al ilustre escritor.

El Acorazado Jaime I en el puerto de Valencia, 29 de octubre de 1933.
En aquel histórico día, los correligionarios de Blasco Ibáñez se dirigían al Puerto de Valencia con banderas y pancartas, acompañando con sus guitaras el desfile de la multitud. Probablemente, en estos momentos, por las calles de Valencia sonó muchas veces el himno recién compuesto y dedicado al inolvidable valenciano.

Correligionarios de Blasco Ibáñez, dirigiéndose al Puerto de Valencia para recibir sus restos mortales, 29 de octubre-1933

El disco publicado por Odeon, presentado en este post, tiene en la cara titulada HIMNO A BLASCO IBAÑEZ la grabación "Valencia, Valencia mía", composición de V. y A. Terol  y A. Palacios,  interpretada por Vicente Sempere, un conocido tenor en aquella época.


 
Vicente Sempere Bernabeu, tenor (1895 - 1974)
Nacido en Ornil (Alicante), el 23 de febrero de 1895, Vicente Sempere Bernabeu hizo su presentación en Mataró con la zarzuela Marina y dedicándose a la ópera en la década de los años ´20, realizó una gran carrera. Se presentó en los teatros de ópera italiana y española; era famoso sobre todo como Lohengrin. En los años '30 pasó a cantar zarzuela grande y recorrió toda España con la Compañía del maestro Serrano. 
Falleció en Alicante, en abril de 1974.

En el año 1933, probablemente relacionado al evento del 29 de octubre,  fue publicada la partitura para piano de la marcha-canción Valencia, Valencia mía - a la Memoria de Vicente Blasco Ibáñez, con la musica de Terol Vicente y Arturo y la letra de Palacio E. y Galiana S., en valenciano y castellano. 

Partitura de Valencia, Valencia mía, publicada en 1933


La otra cara del disco, titulada SI YO FUERA REY contiene  Marcha de los conspiradores, composición de Serrano y López Monis,  interpretada también por V. Sempere con A. Gonzalo y el coro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario